“Shabat”sábado (del termino hebreo)

18172454-holiday-shabat-dise-o-fondo-jud-o-saludo-ilustraci-n-foto-de-archivo

Esta investigación esta delimitada solo al AT con algunas pinceladas en el NT.

Autor: Arnulfo De los santos Ruiz.

Sabbat

Termino hebreo

La palabra hebrea שַׁבָּת  shabat significa “cesación” o “reposo” y designa el séptimo día de la semana (de las 6 de la tarde del viernes hasta las seis de la tarde del sábado, según el cálculo hebreo) (Ex 31:15–17; De 5:12–15; Lc 53–54). Fue un día santo ordenado por Dios para que Israel cesara del trabajo ordinario y celebrara cuando Dios reposó de la obra de la creación, el séptimo día (Ge 2:1–3; Ex 20:8–11; Ne 9:13–14).[1] [2]

shabat

El sábado es un día que tiene ser muy especial, el original hebreo hace notar que es un sábado o día de reposo solemne. El sábado es diferente de todas las otras fiestas y santas convocaciones (Lev 23:37,38). El sábado del séptimo día “fue hecho por causa del hombre” (Mar_2:27), por lo tanto, es obligatorio para los hombres de todo tiempo.[3]

sabbat

Léxicos

  1. BDBF: séptimo día, observar, obedecer simplemente por la abstinencia de trabajo, consagración, séptimo día de la semana. [4]
  2. LEH LXX Lexicon: sábado, sábado especial, santo sábado, cada sábado.[5]
  3. BDL: observar el sábado judío, formalmente el descanso, cesar de toda actividad.[6]
  4. HAL: observar, descansar en el día sábado, celebrar en el día sábado.
  5. GHCLOT: descansar, día de reposo.[7]

Estadísticas.

Como tal la raíz שׁבת aparece 71 veces en todo el Antiguo Testamento, estos datos según la Biblia Hebraica.[8]  A continuación mostraremos la siguiente grafica donde observaremos la raíz y los diferente significados que puede denotar la palabra “Shabat” esto hablando en forma generalizada de la raíz en todo el AT. 33 veces hacen alusión a “Cesa” “cesar”. Cesar del trabajo en el día de reposo a Jehová.[9]

en-rv60-shabat-apariciones

En este estudio podemos comprender la naturaleza de la palabra Según el Logos Bíblico de la RV60. El lema Tiene una aparición de 197 veces. En las gráficas siguientes también podemos tener una visión más clara de la cantidad de apariciones que hay en los diferentes libros.

lema-de-la-palabra-sabbat-apariciones-en-la-biblia

En la siguiente grafica se muestran todas las apariciones tanto en el AT como en el NT del griego y del hebreo de la palabra “reposo”, y como se puede observar en la gráfica siguiente, “reposo” tiene mucho mayor apariciones en los libros del AT tan solo en el libro de Levítico hay 24 apariciones haciendo alusión directamente a la palabra “reposo” el segundo libro con mayor apariciones según la RV60 es el Éxodo, con 20 apariciones directas, refiriendo al día de reposos y designando el día séptimo como día de cesación del trabajo. Desde el Génesis hasta el Apocalipsis Dios mismo ha hecho hincapié en la importancia de un día especial de adoración, un día de fiesta santa, que tuvo su inicio en la creación y fue dado al pueblo de Israel, para que reconociera y no olvidara que fuimos creados por Dios, nosotros mismo fuimos la culminación de su obra.

palabra-reposo-apariciones-en-la-biblia

 

Estos datos pueden diferir dependiendo el tipo de Biblia. Según WTT Leaningrad Hebrew old testamennt. Aparece 191 veces en 159 versículos, en 46 formas. De las cuales en levítico aparece 32 veces; Ezequiel 28 veces; y Éxodo 23 veces, siendo esto los libro en los cuales hay más apariciones de la palabra, como a continuación se presenta en la gráfica. [10]

reposos-apariciones-segun-wtt-leaningrad-hebrew-old-testamennt

 

Usos Bíblicos

Diferentes formas de la palabra.

Bible Work nos arroja el resultado de 48 formas que derivan de la palabra hebrea שׁבת (reposo) pero solo se estudiaran las más importantes partiendo de la raíz.

diferentes-formas-de-la-palabra-reposo-sabbat

שׁבת. “shabat” Tiene apariciones en el A.T. de 33 veces 71 formas. Algunos versículos en los que aparece: Gen. 8:22; Éx. 5:5 Éx. 31:17; Dt. 32:26; Jos. 5:12; Neh. 4:11; Neh. 6:3; Job. 32: 1; Sal. 46:9; 89:44; Pr. 22:10; Is. 13:11; 16:10; 17:3; 21:2; Jer. 7:34; 16:9; Lm. 5:15; Ez.7:24; 12:23; Dn. 9:27; 11:18; Os. 1:4; 2:11; 7:4. Estas son parte de las apariciones de “Sbt” su mayor aparición se encuentra en Ezequiel con 13 veces después le sigue Isaías con 10 veces, Éxodo y levíticos ambos 7 veces. En la mayoría de los libros es una palabra que hace alusión a cesar de trabajo en el día de repos, pero también tiene que ver con falta, descansar, dejar, guardar, acabar. [11]

שַׁבָּת: šǎb·bāṯ  La WTT nos dice que Shabat tiene como tal una cantidad de incidencias en el A.T. de 40 veces, en 36 versículos. Según la WTM se encuentra 63 veces en 51 versículos, y según la biblia hebrea esta aparece 107 veces. En todo el A.T. Éx. 16:23; 16:25; 16:26; 16:29; 20:8; Lv. 16:31; 19:3; 23:3; 23:11; Nm. 15:32; 28:9; Dt. 5:12; 5;14; 2 Re. 4:23; 11:15; 1 Cr. 23:31; 2 Cr. 2:4; 8.13; Neh. 9:14; 10;31; Is. 1:13; 56:4; 58;13, 66:23; Jr. 17:21; 17:22. Lm. 2:6; Ez. 20:20,21; 22:26; Os. 2:11. Estos son algunos de los versículos en los que aparece como tal la palabra “šǎb·bāṯ” como tal de esta forma, su significado es “reposo” día consagrado a Jehová, (Éx. 20:8) nos dice: acuérdate del día de reposo para santificarlo, seis días trabajaras y harás todas tus obras más el séptimo día es de reposo a Jehová.  Nos hace referencia al sábado judío. Sábado judío del 1er. Día de la expiación del primer año de sábado Judío. [12]

שֶׁבֶת: šěʹ·ḇěṯ Según WTM (Westminster Hebrew OT Morphology) esta palabra aparece 5 veces en 5 versículos. 2 Samuel 23:7; 1 Rey 10:19; 2 Cr. 9:18; Prov. 20:3; Isaías 30:7.  Esta palabra aunque aparece muy poco también hace referencia al día de reposos, descansar pero tiene connotaciones con dejar, lugar, morada, silla, asiento, etc. Para que tengamos una idea de su significado

En Prov. 20: 23 aparece como un sustantivo masculino indicando una pérdida de tiempo, un cese. Indica literalmente una sentada o un tiempo de recuperación, inacción (Ex. 21:19); o una negativa a volverse involucrado en algo, una espalda de agarre. Se refiere a un período de inactividad por una nación, una incapacidad para actuar, en lo referente a Egipto.[13]

Un sustantivo femenino queriendo decir un asiento, un lugar de residencia, un sitio. Viene del verbo yāšaḇ, a sentarse, morar, habitar. Puede indicar el sitio o el lugar de una ciudad (Núm. 21:15); o el lugar de habitación, figuradamente o literalmente, de lo malvado (2 Sam. 23:7). Indica el lugar físico donde unas vidas de personas (Obad. 1:3). Es comprendido como parte de un nombre por el New American Standar y Bible International Version (2 Sam. 23:8); pero como un nombre común por el King James Version (2 Sam. 23:8). Se refiere a un lugar para sentarse, un asiento (1 Kgs. 10:19; 2 Chr. 9:18). Se refiere figuradamente a un asiento o un lugar de violencia (el Amós 6:3).

שַׁבָּתוֹן: šǎb·bā·ṯôn Esta palabra como tal aparece 5 veces en todo el AT. Y hace referencia al día, teniendo apariciones en: Éxodo 16:23; Lev. 23:24; Lev. 23:39; Lev.25:5.

Su significado de esta palabra es: día de descanso, sábado judío semanal, día de la expiación[14]

מִשְׁבָּת: miš·bāṯ en la Reina Valera del 60 esta palabra solo aparece una sola vez en el AT, y se encuentra en: Lamentaciones 1:7. Cesación, aniquilación.[15]

שַׁבְּתַי: šabbeṯay Según la reina Valera 1960 esta palabra solo aparece 3 veces en el A.T. Y se encuentra en los siguientes versículos: Esdras 10:15; Nehemías 8:7; Nehemías 11:16. Aquí en esta palabra se está refiriendo al año sabático o nacido en sábado judío. [16]

יֹשֵׁב בַּשֶּׁבֶת :  yōšēḇ baššeḇeṯ Esta palabra solo aparece una sola vez en el AT Y se encuentra en: 2Sa 23:8 WTM. Se traduce como “la variante para asiento” una vez. Uno de los guerreros poderosos de David. Adicional Información: Josheb-basshebeth habitando residuo”.

Cognados de la palabra.

El nombre para el día de descanso y adoración judío. El hebreo šabbaṯ; griego, sabbaton. No se usa en el griego profano, y quizá fue tomado del arameo šabbaṯāʾ. Sabbata es el plural griego en su forma griega, y desarrolló un singular sabbaton, pero el aparente plural sabbata también se usa para referirse a un sólo día de reposo.[17]

La palabra tiene afinidades con otras en árabe y acadio. Por tanto, la raíz parece ser de antigüedad semítica, y significa “detenerse, descansar, interrumpir”.[18]

Estudiosos críticos han investigado mucho en cuanto a sus orígenes. J.R. Sampey observa: lo valioso de lo aprendido y la ingenuidad gastada en la búsqueda del origen del día de reposo ha producido muy poco fruto. Un esfuerzo más reciente es el de S. Langdon (Babilonian Menologies and Semitic Calendars, London, 1935). Él encuentra ciertos días desafortunados, especialmente en ciertos meses, que se mencionan en la Asiria del siglo décimo: días 1, 7, 9, 14, 19, 21, 28, 29, 30. Estos fueron días de mala suerte para muchos en el trabajo. Assurbanipal en el siglo séptimo redujo los días a 7, 14, 19, 21 y 28, de los cuales el 19 era especialmente desafortunado. Langdon argumenta que las semanas de siete días empezaron aquí, basándose en las fases de la luna. Pero el mes lunar es de 29 días y 1/2, no 28, las fases lunares no son de exactamente siete días. Además el desafortunado día 19 rompe la secuencia. Más importante, el día de reposo hebreo era claramente más antiguo que esto.[19]

Uso distribución de la palabra.

Pentateuco

Como ya hemos estudiado la palabra, “šǎbbāṯ” esta tiene gran significado en el pentateuco, pues nos muestra el reposo divino de Dios, después de crear. Gn. 2:2, 3 hace referencia al día de reposo de la creación, Dios creo los cielos y la tierra en 6 días más el séptimo día fue de reposos para Jehová no porque estuviera cansado, sino para hacerle saber al hombre de que él era su creador. El sábado nos remonta a un mundo perfecto en el remoto pasado (Gen_1:31; Gen_2:1-3), y nos advierte que hay un tiempo cuando el Creador, otra vez, hará “nuevas todas las cosas” (Rev_21:5).  También es un recordativo de que Dios está listo para restaurar, dentro de nuestros corazones y de nuestras vidas, su propia imagen tal como era en el principio (Gen_1:26, Gen_1:27).

Día de reposo.

Génesis 2:1 para entender el día de reposo es importante saber que se originó desde la creación. La traducción ilustra la ambigüedad “trabajo” continuando en el séptimo día: “y en el séptimo día Dios terminó su trabajo que él había hecho”. Para evitar esto, las versiones antiguas LXX, leen, “en el sexto día que Dios terminó su trabajo”. Muchas versiones inglesas lo han remediado tomando el verbo como un pretérito pluscuamperfecto “se había terminado” y por consiguiente aclarándose que Dios hubo completado su creación en el séptimo día, no en el séptimo día. Desde 2:1 da fe de que la creación fue completada antes de que el séptimo día fuera introducido (2:2), el pasaje indica que ningún “trabajo” ocurrió en el séptimo día. El 40:33 de éxodo tiene la expresión paralela, “y así es que Moisés terminó el trabajo,” que se refiere al trabajo previo de Moisés en el tabernáculo antes de la dotación de la nube de gloria. Las líneas paralelas de 2:2 son sintéticas, es decir, debería ser leído juntos: Dios completó su trabajo por el séptimo día (v. 2a), dando como resultado su descanso (v. 2b). [20]

Nuevamente en éxodo la palabra reposar es de gran importancia en el pueblo judío, En éxodo 20:8 nos menciona el mandato dado a Israel nos recuerda que el séptimo día, el sábado, es el descanso señalado por Dios para el hombre, y que ese reposo se remonta hasta el mismo comienzo de la historia humana y es una parte inseparable de la semana de la creación (Gen_2:1, 3).  Carece por completo de base el argumento de que el sábado fue dado al hombre por primera vez en el Sinaí. (Mar_2:27,28).  En un sentido personal, el sábado se presenta como un recordativo de que en medio de los afanes apremiantes de la vida no debiéramos olvidar a Dios.  Entrar plenamente en el espíritu del sábado es hallar una valiosa ayuda para obedecer el resto del Decálogo.[21]

A todo lo largo del resto del Pentateuco la legislación de sábado judío es encontrada. Es interesante reparar en que hay una referencia para el sábado judío en cada uno de los cuatro últimos libros del Pentateuco. El Génesis presenta el descanso divino; los demás libros enfatizan la legislación perteneciente al sábado. Esto muestra la importancia de la institución. La legislación de sábado judío, puede decirse, lo hace integral y condición para la ley básica del Antiguo Testamento y el Pentateuco.[22]

Profetas

La palabra “šǎbbāṯ” también es de gran importancia en los profetas, dos de los libros en los cuales aparece de manera notable en es en Isaías y Ezequiel. Para Ezequiel es Jehová quien santifica. “šǎbbāṯ” se presenta como señal de que Jehová es el Dios de Israel.  La celebración regular del sábado, cada siete días, tenía el propósito de que se conservara siempre el recuerdo de Dios.  Si siempre se hubiera observado el día sábado como Dios lo había dispuesto, los pensamientos y los afectos del hombre se hubieran dirigido hacia el Creador como el objeto de reverencia y adoración, y nunca habría existido un idólatra ni un ateo.  Tanto aquí como en el Eze_20:12, aparece la forma plural, “días de reposo”, o sea “sábados”.  Esta forma también aparece en Exo_31:13; Lev_23:38.

En Isaías “šǎbbāṯ” Es más bien de restauración debe comenzar con un reavivamiento de la verdadera observancia del sábado, cuya esencia es la comunión con Dios, y la conmemoración de su poder creador y redentor en el día que él mismo santificó. El destino de Israel como nación fue determinado por su proceder ante el santo día de Dios (Jer_17:24-27). Nunca fue el propósito divino que el sábado fuera un fin en sí mismo, sino un medio por el cual el hombre pudiera conocer mejor el carácter y los propósitos de su Creador (ver com. Exo_20:8).[23]

Isaías 66:23 Nos dice que el sábado es una institución que perdurará.  Habría sido respetado debidamente en el Estado judío restaurado, y en la tierra nueva será observado por todos.[24]  Todos guardarán el sábado en señal de eterno reconocimiento de que Cristo creó el paraíso del Edén, y recreó los cielos nuevos y la tierra nueva de justicia y santidad.

Salmos y literaturas sapiensales

Prácticamente la palabra tiene aparición en todos los libros del A.T. y por supuesto también en los libros sapiensales excepto Cantar de los cantares, que según las estadísticas de Bible work, no nos arroja ningún resultado.

En salmos la palabra “šǎbbāṯ” tiene connotación de recordatorio agradecimiento alabanza pero también hace énfasis para aquellos que en vano trabajan… (Salm.127) una advertencia importante para los incrédulos que quieren construir imperios financieros o casas lujosas, pero también para los cristianos que tratan de construir grandes obras de Dios sin ser guiados por Dios y sin ser llenos del Espíritu Santo. Los resultados del esfuerzo humano siempre tendrán resultados limitados, pero lo que se hace por Dios y en el poder de él tendrá abundante fruto de valor eterno.

En salmos 127: 2 encierra una gran verdad para todos los que se esfuerzan sobremanera, pero se olvidan de confiar en Dios. Algunos traducen la última línea de otra manera con la idea de que “Dios lo hace mientras uno duerme”. Sin embargo, la RV60 da el sentido que el salmista quiere recalcar, si confiamos en Dios para la obra, si realmente echamos nuestra ansiedad sobre él (1 Ped. 5:7), a su amado dará Dios el sueño; Dios quiere que descansemos en él para todo, y que descansemos físicamente también[25]

En cuanto a los libros sapiensales también hay apariciones por ejemplo: en el libro que más aparece es proverbios con 5 apariciones, Aquí hace énfasis en la confianza en Dios. (Prov. 20:3) El que confía tranquilamente en la estabilidad de su relación con Dios y con los hombres, pasará por alto las palabras y acciones ofensivas. (Prov. 21, 19) hace énfasis en la palabra morar, “mejor es morar en el desierto que con mujer rencillosa” proverbios nos insta a actuar siempre con sabiduría.

Libros Históricos

En los libros históricos la palabra “šǎbbāṯ” también tiene gran cantidad de apariciones de esta palabra, como se puede observar en las tablas anteriores, Nehemías es el libro donde hay más apariciones, 13 veces se encuentra la palabra, el otro libro que le sigue es, 2 Crónicas con 10 veces y 2 Reyes con 8 apariciones, estos son los libros que más apariciones de “šǎbbāṯ” tienen. Ahora bien entre los libros históricos hay que no tienen ninguna aparición de “šǎbbāṯ” como son: Rut, Esdras y Ester.

En el libro de Nehemías hace referencia a la ley dada por Dios, (Neh. 9:14) y nos pide que respetemos el sábado judío (Exod. 20:10, Lev. 23:2, Deut. 5:12) nos dice que no debemos de violar este día pues es dado por Dios a los hombres y es de reposo, en este día no se hace ningún tipo de trabajo (Neh. 10:31) ni transacción ni negocios mucho menos se compra a los mercaderes, Nehemías lo traduce como un día santo a Jehová y no debe violarse (Neh. 13: 22) Nehemías insta a los levitas a cerrar las puertas de la ciudad para que no se introdujeran cargas, y así guardar el día de reposo, [26]

En las crónicas “šǎbbāṯ” (1 Cr. 23:31) hace referencia a los holocaustos ofrecidos a Jehová el día de reposo, (2 Cr. 2:4) Debía edificarse el templo como un lugar de residencia para Jehová, donde estuviera presente con su pueblo (ver Exo_25:8) y para que se pudiera glorificar su nombre en la tierra.  Allí debían celebrarse los diversos ritos y las ceremonias que se instituyeron para el tabernáculo del desierto (2 Cr. 8:13) “Para que ofreciesen cada cosa en su día, conforme al mandamiento de Moisés, en los días de reposo, en las nuevas lunas, y en las fiestas solemnes tres veces en el año, esto es, en la fiesta de los panes sin levadura, en la fiesta de las semanas y en la fiesta de los tabernáculos” R60. El sábado fue una institución de gran importancia para el pueblo de Israel era la promesa de Dios que se extiende hasta los días de hoy. [27]

Dios quiere que el sábado dirija la mente de los hombres hacia la contemplación de las obras que él creó. La naturaleza habla a sus sentidos, declarándoles que hay un Dios viviente, Creador y supremo Soberano del universo. “Los cielos cuentan la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día y una noche a otra noche declara sabiduría”. Salmos 19:1, 2. La belleza que cubre la tierra es una demostración del amor de Dios. La podemos contemplar en las colinas eternas, en los corpulentos árboles, en los capullos que se abren y en las delicadas flores. Todas estas cosas nos hablan de Dios. El sábado, señalando siempre hacia el que lo creó todo, manda a los hombres que abran el gran libro de la naturaleza y escudriñen allí la sabiduría, el poder y el amor del Creador.[28]

 Sábado
 Originalmente dado por Dios desde la creación
 Como recordatorio para el ser humanos y para su beneficio, sera eterno.

Significado en el verciculo (Levitico 23:3)

Será de reposo.

Literalmente “un sábado de observancia sabática”.  “Será de descanso completo”  “Sábado de reposo será”. El original hebreo hace notar que es un sábado o día de reposo solemne y especial.

El sábado es diferente de todas las otras fiestas y santas convocaciones (Lev_23:37, Lev_23:38), por cuanto se originó en la creación (Gen_2:1-3), mientras que las fiestas y los “sábados anuales” se originaron con la nación judía.  El sábado del séptimo día “fue hecho por causa del hombre” (Mar_2:27), por lo tanto, es obligatorio para los hombres de todo tiempo.  Las fiestas anuales fueron hechas para los judíos y dejaron de ser obligatorias cuando lo simbólico halló su cumplimiento en la muerte de Cristo (Col_2:16, Col_2:17).  El día sábado forma parte de la ley de Dios, de los Diez Mandamientos, la constitución divina para este mundo.  Puesto que fue instituido antes de que entrara el pecado, el sábado permanecerá después que el pecado haya sido eliminado (Isa_66:22, Isa_66:23).  Por otra parte, las fiestas anuales judías tenían una aplicación solamente temporal, local y ceremonial, adaptada a las condiciones existentes en Palestina y no podían ser aplicadas en todo el mundo. [29]

Así la fiesta de las primicias (de las cosechas de invierno), celebrada en mayo, a fines de la primavera en el hemisferio norte, no podría celebrarse hasta seis meses más tarde en el hemisferio sur. Tampoco hubiese sido posible que todos los pueblos de todos los países observasen la fiesta de los tabernáculos en el otoño. Los judíos han encontrado que no les es posible observar el día de la expiación como Dios lo mandó, salvo en relación con el templo.  Con toda propiedad podía observarse la pascua en anticipación de un Redentor venidero, pero no así después de su venida.  Todas estas fiestas cumplieron su propósito, adaptándose a las necesidades de los judíos que vivían en Palestina antes de la venida del Mesías.  Estas fiestas han cesado, pero el sábado semanal permanece.

A fin de asegurar que no se considerase el sábado como institución judía, que debía cesar con la nación judía. Cristo declaró enfáticamente: “El día de reposo fue hecho por causa del hombre ”  (Mar_2:27). Luego añadió: ” Por tanto, el Hijo del hombre es Señor aun del día del reposo ” (Lev_23:28).  El sábado es de Cristo.  Él es “Señor” de ese día.  Nadie debiera violarlo, pues nadie tiene el derecho de tocarlo.  Dios lo llama “mi día santo” (Isa_58:13).

   Día de reposo es de Jehová.

Esto equivale a decir: “Es el sábado del Señor”, y muestra de quién es ese día.  Si Dios hubiese hablado del primer día de la semana como “mi día santo” o “sábado del Señor”, no habría ninguna duda en cuanto a lo que quería decir.  En lugar de eso, Dios usa esas mismas expresiones para referirse al séptimo día.  Es su día.[30]

Desde la columna de nube, Cristo declaró acerca del sábado: “Con todo eso vosotros guardaréis mis sábados: porque es señal entre mí y vosotros por vuestras edades, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico.” Éxodo 31:13. El sábado que fue dado al mundo como señal de que Dios es el Creador, es también la señal de que es el Santificador. El poder que creó todas las cosas es el poder que vuelve a crear el alma a su semejanza. Para quienes lo santifican, el sábado es una señal de santificación. La verdadera santificación es armonía con Dios, unidad con él en carácter. Se recibe obedeciendo a los principios que son el trasunto de su carácter. Y el sábado es la señal de obediencia. El que obedece de corazón al cuarto mandamiento, obedecerá toda la ley. Queda santificado por la obediencia.[31]

Referencia:

[1] LBLA Indice De Topicos, electronic ed. (La Habra, CA: Foundation Publications, 2000).

[2] James Swanson, Orville Nave y Guillermo D. Powell, Nuevo Índice De Temas De La Biblia De Nave (Bellingham, WA: Logos Bible Software, 2012).

[3] Comentario bíblico Adventista. Tomo I, 817.

[4] Francisco Brown The Brown Driver Briggs Hebrew and English Lexicon (Oxford: Clarendon Press, 1907).

[5] Johan Lust, Erik Eynikel y Katrin Hauspie, A Greek-English Lexicon Of The Septuagint: Revised Edition (Deutsche Bibelgesellschaft: Stuttgart, 2003).

[6] James Swanson, Dictionary Of Biblical Languages With Semantic Domains: Hebrew, Old Testament, electronic ed. (Oak Harbor: Logos Research Systems, Inc., 1997).

[7] Wilhelm Gesenius y Samuel Prideaux Tregelles, Gesenius Hebrew, Lexicon To The Old Testament Scriptures (Bellingham, WA: Logos Research Systems, 2003), 804.

[8] The Lexham Hebrew Bible.

[9]  Tablas de Logos Bible Software, 2012.

[10] Graficas de Bible Works.

[11] George M. Landes, Building Your Biblical Hebrew Vocabulary: Learning Words By Frequency And Cognate (Atlanta, GA: Society of Biblical Literature, 2001). 76.

[12] James Strong, The Exhaustive Concordance Of The Bible (Ontario: Woodside Bible Fellowship., 1996).

[13] Warren Baker, The Complete Word Study Dictionary Old Testament (Chattanooga, TN: AMG Publishers, 2003). 1099.

[14] William D. Mounce, Mounce’s Complete Expository Dictionary Of Old & New Testament Words (Grand Rapids, MI: Zondervan, 2006). 1051.

[15] Richard Whitaker, Francis Brown, The Abridged Brown-Driver-Briggs Hebrew-English Lexicon Of The Old Testament (Oak Harbor WA: Logos Research Systems, Inc., 1997).

[16] Strong.

[17] W.E. Vine, Expository Dictionary of the New Testament, (Oliphants, London: 1940).

[18] R. Laird Harris, Diccionario De Teología, ed. Everett (Grand Rapids, MI: Libros Desafío, 2006). 165.

[19] R. Laird Harris, Diccionario De Teología, ed. Everett (Grand Rapids, MI: Libros Desafío, 2006). 165-66.

[20] K. A. Mathews, The New American Commentary (Nashville: Broadman & Holman Publishers, 1996). 177.

[21] Comentario Bíblico Adventista Tomo I, 615.

[22] E. J. Young, “Sabbath”, New Bible Dictionary, ed. D. R. W. Wood, I. H. (Leicester, England; Downers Grove, IL: InterVarsity Press, 1996). 1032.

[23] CBA Tomo III, 278.

[24] Elena de White El deseado de todas las gentes (Miami Fl: Asociación Publicadora Interamericana, 1955), 250.

[25] Daniel Carro, José Tomás Poe, Comentario Bíblico Mundo Hispano: Salmos, 1. ed. (El Paso, TX: Editorial Mundo Hispano, 1993). 400-01.

[26] Henry Linton, The Book Of Nehemiah With Explanatory Notes And Appendices (London: George Philip & Son, 1878). 64-65.

[27] CBA Tomo I, 817.

[28] Elena de White Patriarcas y profetas (Miami Fl: Asociación Publicadora Interamericana, 2008), 27.

[29] CBA., 117.

[30] Ibíd.

[31] Elena de White Joyas de los testimonios (Miami Fl: Asociación Publicadora Interamericana, 2004), 17.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: