En contra del matrimonio igualitario, defendido con o sin la Biblia.

Autor: Arnulfo De los Santos Ruiz

La Homosexualidad

Antes que nada quiero decirles que este blog tiene ciertas normas y una de ellas es usar la Biblia como regla de fe, no podemos afirmar nada sin antes pasarlo por este filtro que es la palabra de Dios, como adventistas que somos nos regimos alrededor de ella para mostrar la verdad.

Ahora bien, hablar del tema de la homosexualidad no es fácil, es un asunto más bien de controversia en el mundo actual, repito, controversia en el mundo actual, porque si de algo estamos seguro es que, el ser humanos ha perdido la identidad original que Dios le dio al crearlo, degradando hasta el más minino la imagen de Dios. Si nos detenemos un momento a observar la situación actual del mundo, podemos ver en las noticias las grandes marchas a favor y en contra de este problema, digo problema porque realmente es un problema que afecta la sociedad, y paradigma de la familia de quienes si creen en la unión de un hombre y una mujer.

Si yo empezara hablar sobre este tema con conceptos bíblicos, quizás y muchos me tacharían por propaganda religiosa, sobre todo aquellos que están a favor de la homosexualidad, del  matrimonio gay y la adopción de niños, es por eso que antes de adentrarme en conceptos bíblicos, quisiera demostrarles que aun sin la Biblia la homosexualidad no es parte del ser humano, y mucho menos para una sociedad que intenta tener fundamentos y valores firmes para desarrollarse.

Definición

chile_lgbt-png_1718483346Homosexualidad: es la atracción sexual que una persona siente hacia otra del mismo sexo. Práctica sexual que se da entre personas del mismo sexo.[1] La pregunta es la siguiente ¿Desde cuándo las personas empiezan a sentir atracción por alguien de su mismo sexo? ¿Desde cuándo las personas deciden ser homosexuales? Hasta antes de 1990 se consideraba a la homosexualidad como una enfermedad, pero el 17 de mayo de 1990 la OMS (Organización Mundial de la Salud) elimina la homosexualidad de su lista de enfermedades este hecho fue el fruto de una larga lucha de los colectivos por los derechos de las personas homosexuales, que ya en 1973 habían logrado que la Asociación Norteamericana de Psiquiatría retirase la homosexualidad como trastorno de la sección Desviaciones sexuales de la segunda edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales. [2]

Con estas declaraciones podemos decir que si la homosexualidad no es una enfermedad entonces ¿Qué es? Según el concepto de la Asociación Psicológica Americana: H. es una orientación sexual, atracción sexual hacia su mismo sexo. Quiero aclarar que cuando hablamos de esta definición y si la homosexualidad no es una enfermedad, entonces estamos aceptando que los homosexuales deciden ser homosexuales, ósea por decisión propia. Aun no doy por sentado este concepto ya que muchas investigaciones, acuerdan que la orientación sexual es más probablemente el resultado de una interacción compleja de factores biológicos, cognitivos y del entorno. En la mayoría de las personas, la orientación sexual se moldea a una edad temprana. [3]

Hasta aquí no tenemos claro, ni mucho menos definido un concepto, del porqué de la homosexualidad, si bien podemos saber es, que si existe ayuda para aquellos individuos que quieran restaurar su persona, restaurar esos valores que un día perdieron. Si tú eres una personas que apoya la homosexualidad solo recuerda que vienes de un hombre y una mujer, de lo contrario no hubieses nacido, es así de simple.

Cuando se habla de este tema, Homosexualidad, también estamos hablando de que afecta en gran manera a la sociedad, la actividad homosexual tiene unos costes humanos y económicos que paga toda la sociedad. El estilo de vida homosexual no es una forma como cualquier otra de vivir, “Los epidemiólogos estiman que un 30% de todos los homosexuales varones de veinte años serán seropositivos o habrán muerto de SIDA para cuando tengan 30 años. “Incluso antes de la epidemia del SIDA, un estudio con hombres que tenían relaciones sexuales con otros hombres encontró que el 63% había contraído una enfermedad de transmisión sexual a través de su actividad homosexual”. [4]

Abuso de sustancias

El alcoholismo afecta entre el 20% y el 30% de la población homosexual. El 35% de las lesbianas tiene un historial de exceso de bebida, compárese con el 5% de mujeres heterosexuales. Además, aproximadamente un 30% de homosexuales y lesbianas son adictos a las drogas.[5]

Depresión, suicidio y otras patologías

Archivos de General Psychiatry: “la gente homosexual esta en un riesgo sustancialmente mayor ante algunas formas de problemas emocionales, incluyendo suicidios, depresión grave, desorden de ansiedad, desorden de conducta y dependencia de la nicotina”. [6]

Abuso sexual infantil

Archives of Sexual Behavior (2001): el 46% de los hombres homosexuales y el 22% de las mujeres homosexuales fueron sexualmente molestadas en su infancia por una persona del mismo sexo. En cambio, entre la población heterosexual sólo un 7% de los hombres y un 1% de las mujeres sufrió acoso o abusos sexuales en su infancia por una persona del mismo sexo. David Finkelhor, experto en abuso sexual infantil, dice: “los chicos que fueron sexualmente molestados por hombres mayores tuvieron, al crecer, cuatro veces más posibilidades de implicarse en actividad homosexual que los que no fueron víctimas. Más aún, los adolescentes a menudo relacionaban su homosexualidad con sus experiencias de abuso sexual”. [7]

¿Debe o no debe darse el Matrimonio igualitario?

matrimoniogayHasta aquí no he tomado ni un solo concepto bíblico para demostrar el problema de la homosexualidad; aunque al final de este artículo, daré mi veredicto sobre lo que la biblia dice, aclarado esto pasamos a lo siguiente. ¿Debe o no debe darse el Matrimonio igualitario? Antes de responder quiero decir que la Ciudad de México fue la primera ciudad en Latinoamérica en legalizar, ósea permitir el matrimonio del mismo sexo, hoy México forma parte de 22 naciones en aceptar este tipo de matrimonio, mientras unos lo perciben como derecho aprobado otros lo ven como una blasfemia.[8] El problema aquí no es tanto la unión igualitaria entre dos personas, sino el intentar formar un nuevo núcleo familiar, y peor aún verlo como un derecho legítimo. Para algunos esto es parte de los derechos humanos, ¿pero en qué momento un tema que perjudica a la sociedad, se convierte en un derecho? Desde mi punto de vista quiero decir que la integridad, la moral del ser humano se ha degradado tanto, que el hombre ha perdido el dominio propio, y peor todavía no sabe decidir entre lo bueno y lo malo.

El matrimonio igualitario es un concepto que no existe en la sociedad, no existe el matrimonio homosexual, no podemos corromper el leguaje original del matrimonio de un hombre y una mujer, solo a esa unión se le llama matrimonio, lo de matrimonio igualitario es un cuentazo que no tiene donde acabar, el matrimonio es una institución natural, repito, una institución natural, incluso está antes de que existiese el estado, no requirió intervención de ningún poder jurídico o la intervención de un presidente, el matrimonio como lo conocemos hoy solo consta de un hombre y una mujer ósea un matrimonio heterosexual. El matrimonio en la Antigua Roma era una de las principales instituciones de la sociedad y tenía como principal objetivo generar hijos legítimos que heredasen la propiedad y la situación de sus padres.[9]  Los romanos crean esta institución para proteger la integridad de la familia, el padre la madre y los hijos, muchas de estas leyes fueron tomadas originalmente de la biblia, y es que este sagrado libro tiene instrucciones precisa sobre como regir la sociedad, pero aún no es tiempo de conceptos religiosos.

Cuando hablamos un poco sobre el derecho de los homosexuales, quiero aclarar que no existe ningún tratado internacional sobre el derecho al matrimonio igualitario, solamente existe el derecho al matrimonio heterosexual. ESTRASBURGO, FRANCIA. Por unanimidad, el tribunal de Derechos Humanos más importante del mundo estableció textualmente que “no existe el derecho al matrimonio homosexual”.

Los 47 jueces, de los 47 países del Consejo de Europa, que integran el pleno del Tribunal de Estrasburgo (el tribunal de Derechos Humanos más importante del mundo), han dictado una sentencia de enorme relevancia, la cual fue y es sorprendentemente silenciada por el progresismo informativo y su zona de influencia.

En efecto, por unanimidad, todos los 47 jueces, han aprobado la sentencia que establece textualmente que “no existe el derecho al matrimonio homosexual”.[10]

Supongo que ha quedado claro la posición del tribunal de Estrasburgo, y es que aunque asi sea, el ser humanos se saca de la manga lo derechos. En México el presidente Enrique Peña Nieto anunció que enviará al Congreso una iniciativa de reforma para incluir en el artículo 4 Constitucional el derecho al matrimonio igualitario, Se busca “reconocer como un derecho humano que las personas puedan contraer matrimonio sin discriminación alguna”. “De esta forma, quedaría explícito el matrimonio igualitario en nuestra Constitución”, como lo ha determinado la Suprema Corte.[11] Estamos de acuerdo en que no debemos discriminar a este tipo de personas, pero no de reconocerlo como un derecho, y es que nuestras autoridades que tienen el poder hacen y deshacen a su gusto, no importando las consecuencias que esto tenga, como ya lo habíamos dicho antes, la homosexualidad trae consigo problemas como: transmisión sexual entre ellos el más común VIH, Abuso de sustancias, Depresión, suicidio, abuso sexual infantil, la degradación de la familia heterosexual, problemas con la moral, identidad y los principios, trastornos al exponer el cuerpo humanos a relaciones sexuales que no son naturales, y lo mas grave ir en contra de las leyes divinas.

marcha_gay_ayotzinapa_nota-movil

La respuesta que nos da la Biblia

Ya hemos llegado a esta parte, para muchos es la menos importante, para quienes apoyan el matrimonio homosexual, simplemente le llaman propaganda religiosa, y defender el principio de la familia con la Biblia no les hará cambiar, es por eso que decidí dejar esta parte hasta el final, y demostrarles que con o sin la biblia, la homosexualidad no tiene cabida en la sociedad, y que solo está allí por la mera decisión de las bajezas del ser humano, como ya estamos en la sección cristiana quiero decir que la homosexualidad es producto del pecado, y que tendrá sus consecuencias no tan solo para el que las práctica, sino también para quienes la aprueben, sí, me refiero a nuestras autoridades “competentes” ir en contra de los designios de Dios es más grave de lo que nos podemos imaginar. Alguien comento lo siguiente: “las autoridades sólo quieren legalizar el pecado. Mañana intentaran legalizar matrimonios entre padres e hijas”.

Dios creó al hombre y la mujer, y él estableció que las relaciones sexuales solo deben tener lugar entre esposo y esposa Génesis 1:27, 28 “Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó, y los bendijo con estas palabras: “Sean fructíferos y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar y a las aves del cielo, y a todos los reptiles que se arrastran por el suelo”. Evidentemente la homosexualidad viola este principio, Dios jamás creo a dos hombres, ¿para qué? ¿Para que se multiplicaran? Dos hombres no se puedes multiplicar, aparte esto daña seriamente la imagen de Dios, “varón y hembra los creo” esto está más claro que el agua, fuera de esto no existe otra institución para el matrimonio, cualquier otro invento es pecado.

¿Qué pasara con los que práctican la homosexualidad? Analicemos lo que dice Pablo en 1de Corintios 6: 9,11 “¿O acaso no sabéis que los impíos no heredarán el reino de Dios? No os engañéis, los inmorales, los idólatras, los adúlteros, los homosexuales, los sodomitas, 10. Los ladrones, los codiciosos, los borrachos, los soeces y los estafadores, ninguno de ellos heredará el reino de Dios”  Las tres categorías siguientes son: adúlteros, homosexuales y sodomitas. La palabra griega malakoi (homosexuales) tiene que ver con «hombres y niños que permiten ser abusados sexualmente». La palabra connota sumisión y pasividad. Por contraste, el tercer término arkenokoitai (sodomitas), señala a hombres que practican la homosexualidad (1 Ti. 1:10). Son agentes activos en su búsqueda.28 La prosa, la cerámica y la escultura griega y latina demuestran que los hombres del primer siglo estaban muy preocupados de las prácticas sexuales.29 Estos hombres se revolcaban en su pecado homosexual y competían aun con la gente de Sodoma, que por cierto Dios los destruyo por sus pecados (Gn. 19:1–10; Lv. 18:22; 20:13).[12]  Pablo dice, que ninguno que practique la homosexualidad entrara en el reino de los cielos. A menudo  las iglesias se han visto involucradas en aceptar estas prácticas, están cometiendo un grave error, no creo que Dios se goce con la homosexualidad, Dios ama al pecador pero no el pecado.

Institución del matrimonio, Génesis 2:24, 25.

familia-1

Dios mismo establece el matrimonio como la relación correcta entre el hombre y su ayuda idónea. Consistente con la naturaleza del hombre y la mujer declarada en el Gen. 2: 23, la revelación bíblica afirma que la relación matrimonial tiene estas características esenciales: Primera, es exclusiva y de compromiso social (dejará a su padre y su madre,). Segunda, es monógama,[13] heterosexual y de pacto mutuo (el hombre… se unirá con su mujer). Tercera, es de complementación mutua (serán una sola carne). Cuarta, de libre comunicación e intimidad significante (estaban ambos desnudos). El Señor Jesucristo, al reafirmar estas características aclara que el propósito original de Dios para el matrimonio es una relación permanente e indisoluble (Mar. 10:1–12). Estas afirmaciones bíblicas condenan las prácticas prevalecientes en las sociedades modernas como el divorcio, las relaciones sexuales casuales y adulterios, los concubinatos y relaciones clandestinas, la homosexualidad y la relación de competencia y opresión dentro del matrimonio. El ideal de Dios se concreta en la íntima, abierta, mutua y total aceptación y un continuo y permanente conocimiento el uno del otro que Adán experimenta con su mujer. Dentro de esta relación ideal es que Dios intenta la procreación de los hijos y el desarrollo de la comunidad. En esta relación no hay lugar para sentimientos negativos ni barreras. La procreación, la vocación y las responsabilidades son compartidas entre el hombre y la mujer y en una dimensión comunitaria.[14]

(Levítico 18:22  Proverbios 5:18, 19) Así pues, las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo o entre un hombre y una mujer que no sean esposos están prohibidas por Dios (1 Corintios 6:18) Dicha prohibición abarca el sexo oral y anal, así como masturbar a otra persona. Quiero aclarar que aunque la Biblia desaprueba los actos homosexuales, también desaprueba la homofobia es decir, el odio a los homosexuales, y es que estamos total mente de acuerdo en que no debemos discriminar a este tipo de personas.

¿Se nace o se hace?

Muy buena pregunta, la Biblia indica que todos nacemos con la tendencia a ir en contra de los mandamientos de Dios Romanos 7:21-25 Sin embargo, no dice nada específico sobre la genética de la homosexualidad ni sobre la causa de los deseos homosexuales. Lo que sí dice es que Dios condena los actos homosexuales, es decir, llevar a cabo dichos deseos.

El pecado es una transgresión de la ley divina, una afrenta contra Dios (1 Jn 3:6; Sal 7:11). Muchos de los problemas humanos como el alcoholismo y la homosexualidad no deben ser tildados simplemente como “enfermedades”, este concepto lo que hace es quitar la propia responsabilidad, aunque como ya habíamos dicho la OMS no considera la homosexualidad una enfermedad, así que son responsable de sus actos. [15]

Conclusión

Hemos llegado a la parte final, y creo que ya podemos sacar nuestras propias conclusiones sobre este tema. La Biblia es la regla de fe más importante para el ser humano, es inerrante porque es dada por Dios, es útil para redargüir y corregir. Ella nos dice: “Den muerte a todos sus malos deseos; no tengan relaciones sexuales prohibidas, dominen sus malos deseos” (Colosenses 3:5) Para dar muerte a los malos deseos, que pueden dar lugar a faltas graves, hay que aprender a dominar los pensamientos y llenar la mente de cosas sanas, cosas que nos ayuden a combatir esos deseos (Filipenses 4:8;Santiago 1:14, 15). Tal vez sea muy difícil lograrlo al principio, pero con el tiempo va haciéndose más y más fácil. Dios promete ayudarnos a conseguirlo. Según la Biblia, podemos “ser hechos nuevos en la fuerza que impulsa nuestra mente” (Efesios 4:22-24). Así como la Biblia dicta una sentencia de juicio contra los homosexuales también no da una esperanza, a si es, una esperanza, todos podemos venir a Cristo, solo él puede hacer un cambio completo en la persona. Recuerda no es propaganda religiosa, es la verdad de tu Creador.

Referencias

[1] Núria Lucena Cayuela, ed., Diccionario general de la lengua española Vox (Barcelona: VOX, 1997).

[2] http://www.agenciasinc.es

[3] http://www.apa.org/centrodeapoyo/sexual.aspx

[4] Diamond, E., Delaney, R., Diamond,S., Fitzgibbons,R. et al. 2004, Homosexuality and hope, Catholic Medical Association (www.cathmed.org); versión en español en http://www.narth.com/docs/eeuu.html

[5] http://www.vanguardia.com.mx/gaysconsumenhastasietevecesmasdrogasestudio-1382198.html

[6] McGill University Student Health Services. 2004. “Substance abuse in the Gay and Lesbian Community”. http://www.mcgill.ca/studenthealth/information/gay/substanceabuse/

[7] Dailey, T. “Homosexuality and Child Abuse”. Family Research Council. No. 247.www.frc.org/get.cfm?i=IS02E3&v

[8] http://cnnespanol.cnn.com/2016/08/29/convocan-multitudinaria-marcha-contra-legalizacion-del-matrimonio-gay-en-mexico/

[9] De Halicarnaso, Diosnisio. Antiguedades Romanas, P. 25.

[10] http://www.posta.com.mx/internacional/no-existe-el-derecho-al-matrimonio-homosexual-tribunal-de-estrasburgo

[11] http://www.animalpolitico.com/2016/05/pena-nieto-anuncia-cambios-a-la-constitucion-para-reconocer-el-matrimonio-igualitario/

28 Consúltese a David F. Wright, «Homosexuals or Prostitutes? The Meaning of Arsenokoitai (1 Cor. 6:9; 1 Tim. 1:10)», VigChr 38 (1984): 125–53.

29 Refiérase a Catherine Clark Kroeger, «Paul, Sex, and the Inmoral Majority», Daughters of Sarah (May/June 1988): 26–28.

[12] Simon J. Kistemaker, Comentario al Nuevo Testamento: 1 Corintios (Grand Rapids, MI: Libros Desafío, 1998), 209–210.

[13] Monógama: Que está casado con un solo cónyuge o mantiene relaciones sexuales con una sola persona.

[14] Daniel Carro et al., Comentario bı́blico mundo hispano Genesis, 1. ed. (El Paso, TX: Editorial Mundo Hispano, 1993–), 55–56.

[15] Jaime Morales Herrera, Consejería Bíblica para todos: Cómo brindar consejería de acuerdo a las Sagradas Escrituras (San José, Costa Rica: CLIR, 2008), 16–17.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: