Consejería, Lo que todo pastor necesita saber.

Consejería pastoral

Autor: Arnulfo De los santos Ruiz

¿Qué es la consejería?

201003_060_griefLa consejería es una herramienta y se aplica a diversos aspectos de la prevención y promoción de la salud, que consiste en el establecimiento de una relación de ayuda basada en la comunicación efectiva, en el caso de la consejería pastoral, se refiere a la relación del pastor con el aconsejado, por una parte se busca mejorar la salud de la persona y cuidarle al brindarle este apoyo. [1]

La consejería también implica una relación de cuidado entre por lo menos dos personas. Una de ellas el consejero, busca ayudar a la personas aconsejada a resolver y anticiparse a los problemas de su diario vivir. En el trabajo de consejería, el consejero cristiano busca aplicar la sabiduría de Dios como lo enseña la Biblia, a los problemas de la vida.

Consejería Pastoral de Carácter religioso

Al hablar sobre la consejería pastoral como disciplina nos referimos a la interacción de carácter religioso, caracterizada por un adiestramiento profesional formal que toma en consideración los marcos de referencia clínicos y las técnicas y destrezas necesarias para ofrecer asistencia en el área de la salud mental.[2]

El consejero pastoral que ha sido entrenado dentro de la disciplina de la consejería pastoral formal se desempeñará, sin mayores dificultades, como un profesional altamente capacitado para apoyar y asistir a sus aconsejados en la prevención, manejo y resolución de sus conflictos de vida tomando en cuenta las Sagradas Escrituras y los demás recursos de la fe.[3]

Es importante destacar que el pastor que no tiene el conocimiento suficiente para tratar ciertos casos por ejemplo: personas que tienen problemas psicológicos, o psiquiátricos delegue esta responsabilidad a un profesional.

Cualidades importantes para quien anhela ser un buen consejero

Quien anhela servir al Señor Jesucristo en el campo de la Consejería Cristiana debe cumplir un proceso que sienta las bases en tres direcciones ineludibles:

1.- Una buena relación con Dios.

2.- Una buena relación consigo mismo.

3.- Una buena relación con los demás. [4]

Algunos autores ven este proceso como un edificio de tres pisos. No se puede llegar a un nivel superior hasta tanto esté construida la estructura del primer piso, con bases sólidos. Y el tercero no será edificado hasta tanto esté terminado el segundo nivel. Igual usted y yo, si no tenemos una buena relación, no estaremos en paz con nosotros mismos y, por supuesto, experimentaremos choques y confrontaciones con el prójimo. “La caída fragmenta la personalidad del ser humano pues corrompe las cuatro relaciones que hacen posible la vida”. [5]

La relación del ser humano con Dios

Dios, es la primera relación afectada por el pecado es la relación del ser humano con su creador. En la caída de nuestros primeros padres, Adán y Eva la comunión con Dios ha sido sustituida por una acusación, en la historia podemos ver como Dios los confronta con su propio problema, Dios está usando un método y es el de confrontación, que estudiaremos más adelante “la mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí” (3:12). Podríamos decir que en la caída ocurre una separación teológica puesto que es una ruptura de la relación directa de Adán con Dios, esa relación ya no existe hoy con el hombre. [6]

salvacion-jesus-obedienciaLa relación del ser humano con el hombre

En la historia de Caín y Abel podemos ver como se revela la ruptura de la relación del ser humano con los demás. Esta es la separación sociológica. (Gen 4:1–16). Dios le advierte a un Caín cegado por la ira que el pecado está a la puerta, tras su pecado Dios castiga a Caín a ser vagabundo, así también le pone una señal a Caín para que cualquiera que lo encontrase no lo matase. Podemos decir que Dios le dio una consejería preventiva a Caín, pero este no la escucho “La consejería pastoral presupone que, al fin de cuentas, es la actividad de Dios, trabajando va a depender de la persona su respuesta”. [7]

La relación ser humano con la naturaleza

Otra relación afectada negativamente por el pecado es la relación del ser humano con la naturaleza. Esta es la separación ecológica. Podríamos decir que la persona pierde todo interés con la creación de Dios, los animales la vegetación, etc. Una persona que su relación está afectada con la naturaleza ni siquiera puede tratar bien a la mascota que habita en su hogar.

La relación ser humano con si mismo

La cuarta y última relación rota por la llegada de la muerte al ámbito humano es la relación del ser humano consigo mismo. El pecado causa vergüenza, temor, engaño, iras, rencillas y angustia existencial elementos antes desconocidos para el ser humano. Esta es la separación psicológica. [8]

Dios responde con amor a la rebelión humana. La primera pregunta del Dios soberano al ser humano caído es ¿Dónde estás tú? (3:9). A partir de este punto la Biblia narrará la historia del Dios que, en lugar de destruir a la humanidad, se esfuerza por liberarla de las consecuencias del pecado y busca su bienestar integral. Este es un vivido ejemplo para el pastor consejero, debe buscar sobre todas las cosas salvar a las personas y librarlas del pecado. “Tratemos de seguir el consejo de Dios en todas las cosas, porque él es infinito en sabiduría”.[9]

capitulo II

metas de la consejeria

La consejería puede tener una variedad de metas, de las cuales solamente algunas pueden aplicarse a cualquier situación de consejería. En diferentes momentos, el consejero cristiano se ocupará en ayudar a otras personas a:

  1. Cambiar actitudes, acciones o valores;
  2. Aprender habilidades, por ejemplo: Cómo relacionarse adecuadamente con las demás personas, cómo comunicarse, cómo estudiar o cómo orar.
  3. Reconocer y expresar sentimientos, como ansiedad, temor, soledad o ira.
  4. Entender las causas de los problemas.
  5. Tomar responsabilidad por cambios de conducta y de actitudes.
  6. Reconocer el pecado, confesarlo y experimentar el perdón de Dios;
  7. Tomar decisiones inteligentes.
  8. Aceptar ayuda o estímulo y algunas veces dar apoyo a otros.
  9. Reconocer y tomar alguna clase de acción con relación a futuros problemas que pudieran surgir.
  10. Aprender a crecer como un discípulo de Jesucristo.[10]

Para entender a la raza humana bíblicamente es menester empezar por el principio de su historia, según la Biblia como ya hemos estudiado anteriormente en la caída de Adán, allí marco el inicio del desajuste que provoco el pecado. En otras palabras, podemos decir que entendemos mucho acerca del hombre al considerar su creación. Algunos autores declaran que: “la meta de la consejería es participar con Dios en la restauración de las vidas perdidas. Tal cooperación necesita entender el ideal divino en cuanto al hombre. Encontramos este ideal en el diseño original”. [11]

Singularidad de la consejería cristiana

Primera característica

El cristiano posee puntos de partida. Por ejemplo, asumimos que Dios existe y se comunica con nosotros, que Él ha creado el universo y lo sustenta con Su poder (Hebreos 1:1-3), que El creó al ser humano y le dio la libertad para pecar y para experimentar el perdón divino (1 Juan 1:8-9) y que Cristo, quien murió por nuestros pecados, está ahora vivo y en el cielo, donde es el Mediador entre Dios y nosotros.

Segunda característica

Es esta característica podemos ver que se refiere a las metas. Creyentes y no creyentes tienen muchas metas en común en lo relacionado con consejería. Todos queremos ayudar a las personas a afrontar y resolver sus problemas. A llevarse bien con otros, a aprender cómo manejar las crisis, a cambiar sus actitudes y conductas dañinas y a encontrar formas de vivir mejor sus vidas.

Tercera característica

Los consejeros cristianos son únicos en no utilizar métodos que puedan ser considerados inmorales o inconsistentes con los patrones bíblicos. Además, a diferencia de los no creyentes, los cristianos hacen uso de la oración, la lectura de la Biblia, la participación en grupos de la iglesia y otras prácticas espirituales. Un punto importante que podemos destacar en esta investigación es que el consejero cristiano está interesado en presentar el mensaje del evangelio y estimular a los aconsejados a entregar sus vidas a Cristo Jesús.

 Proceso de la consejería

Cada una de las etapas que se presentan en el esquema siguiente, requieren de la aplicación de habilidades y que el consejero esté preparado para aplicarlas, puesto que no cualquier personas puede ejercer la consejería ya que también requiere del conocimiento de la psicología así como de la ayuda de Dios.

El primer factor a considerar al momento de realizar consejería es la definición de la conducta sobre la que se quieres fluir para no perder de vista posteriormente el objetivo de la intervención.  En el caso de la consejería pastoral, es importante saber que este no es un experto en la materia, por lo tanto si detecta alguna problemática Psiquiátrica o psicosocial, es conveniente enviar a la persona a un profesional en esa área.

consejeria-pastoral

Modelo básico de intervención

Es importante destacar que este modelo puede variar dependiendo el autor que escribe sobre consejería, algunos lo clasifican de la siguiente manera: preparación previa inicio de la sesión, desarrollo de la sesión, cierre de la sesión, seguimiento, conclusión. Los conceptos pueden variar pero la temática es la misma.[12] Para esta investigación tomaremos el modelo de Schipani.

Rapport

Se refiere al clima de confianza, aceptación y confidencia que crea el pastor para facilitar el diálogo. Para crear este ambiente hay que minimizar las barreras físicas, de clase social, de sexo, de edad, de cultura, etc. de tal manera que el aconsejado se sienta comprendido y aceptado. Sólo así podrá verbalizar la situación, tensión o problema que le afecta. Cuando la persona acude espontáneamente, generalmente está lista para expresar lo que le molesta.[13]

Como Consejeros Pastorales debemos tomar en cuenta que algunos problemas se podrán resolver en una sola sesión de consejería, pero va a ver otros casos donde nos damos cuenta que el problema necesita ser tratado en más de una sesión, algunos autores sugieren que se divida en problemas más pequeños.

Catarsis

La segunda fase del proceso es la catarsis, cuando el aconsejado comparte lo que le afecta. La comunicación catártica incluye la expresión verbal y la gestual-corporal. Generalmente hay fuertes cargas emotivas en esta parte del proceso. El dolor, la angustia, la ansiedad, la desesperación pueden acompañarse de llanto, silencio, expresiones fuertes, y otras manifestaciones. Aquí la destreza básica del pastor en rol de consejero es escuchar con profundidad, con máxima atención.[14]

Diagnóstico preliminar

La tercera fase del proceso es el diagnóstico preliminar cuando el consejero guía al aconsejado a darle nombre al conflicto. La identificación de éste es preliminar, pues trabajando con seres humanos, no es posible hacer diagnósticos finales con facilidad.

El llegar a diagnosticar es importante ya que es la base para el plan de acción a desarrollar posteriormente.[15]

Plan de acción

Es la fase de ejecución en esta etapa pueden haber riesgos de recaídas, el plan de acción debe contar con estrategias de apoyo afrontamiento ante las situaciones de riesgo. Ya en este nivel se está trabajando con probables maneras de manejar el conflicto desde la persona aconsejada. Es importante que el Pastor busque estrategias para solucionar el problema, nunca olvide orar con el aconsejado. “Lo primero que debería hacer un consejero cristiano en preparación previa es orar a favor de sí mismo y de sus aconsejados”.[16]

Seguimiento

En esta fase del proceso de seguimiento es importante ver al aconsejado en entrevistas subsiguientes para verificar el desarrollo del plan de acción. El consejero colabora en la revisión del plan, refuerza el crecimiento y guía en la exploración de nuevas estrategias. Generalmente el seguimiento provee el tiempo adicional para profundizar en la problemática y en todo el proceso.[17]

 

Mantención

Esta es la última fase en la consejería profesional esta etapa bien se considera iniciada a partir de los seis meses siguientes al cambio, considerando en que el nuevo hábito se transforme en un estilo de vida. [18]

Tipos de consejería

Existen diferentes tipos de formas de consejería y es importante que las enmarquemos en esta monografía para tener el debido conocimiento. “Buscad primeramente el consejo de Dios porque esto es necesario para que podáis de una manera apropiada consultaros entre sí”.[19]

Consejería de apoyo

El líder de la iglesia, en especial el pastor, con frecuencia tiene la oportunidad de brindar apoyo y estímulo, tanto en tiempos de crisis, como de necesidad. En muchas comunidades los más dados a ofrecer ayuda y consuelo a los que están experimentando la muerte de un ser querido, enfermedades graves, problemas financieros u otro tipo de problemas son grupos de vecinos, amigos o miembros de una familia. [20]

Como podemos ver en este tipo de consejería el consejero debe dar al aconsejado una ayuda y guía temporales, mientras que éste último logra encontrar la forma de manejar las situaciones de la vida con más eficacia.

Consejería utilizando la confrontación

En la Biblia podemos ver que Jesús confrontó con sus pecados a las personas. Confrontó al joven rico con su énfasis exagerado en las riquezas (Lucas 18:22), a la mujer Samaritana con su inmoralidad (Juan 4:17,18), a los discípulos con su escasa fe (Mateo 8:26 y 14:31) y a los líderes religiosos con su pecado (Mateo 12:34; 15:7, 8; 23:23, 33 y Juan 8:44, 45).[21]

Es muy importante comprender que la confrontación no está limitada a la discusión de la conducta pecaminosa. Esta también ayuda al aconsejado a ganar nuevas perspectivas acerca de su actuar, lo obliga a escuchar cosas que probablemente no desea y hacer cosas a las que probablemente se ha estado resistiendo.

Consejería educativa

Este punto asume que el consejero realmente es un maestro y que la consejería cristiana es una forma especializada de educación cristiana. Este tipo de consejería puede ser muy eficaz para el aconsejado ya que este puede aprender formas de actuar nuevas y más apropiadas.[22]

Consejería espiritual

Toda la consejería cristiana es consejería espiritual. Como seguidores de Cristo, estamos comprometidos a hacer discípulos a todas las personas y de ayudar a aquellos que son débiles (Mateo 28:19-20; Romanos 15:1; 6:1-2; 1 Tesalonicenses 5:14).

Consejería de Grupo

En este tipo de consejería el líder se reúne con varios aconsejados a la vez, el líder de grupo puede proveer un lugar donde una cantidad de personas pueden trabajar juntas para compartir sus sentimientos de una forma honesta. También pueden descubrir nuevas situaciones acerca de ellos mismos, animarse y consolarse los unos a los otros, confrontarse en amor y ayudarse mutuamente con sus problemas.[23]

Estos son algunos tipos de consejería que el pastor consejero debe conocer, aunque existen algunas otras más, que los mencionaremos solo para tener conocimiento de ellos como son: la consejería informal, consejería preventiva y consejería Cristiana, todas ellas incluyendo las que hemos tratado son tipos de consejería que nos ayudaran como pastores a poder tratar con los problemas de las personas y poder solucionarlos con la ayuda de Dios.

Cuando tratemos de aconsejar o amonestar a cualquier alma en cuya experiencia haya sobrevenido una crisis, nuestras palabras tendrán únicamente el peso de la influencia que hayamos ganado con nuestro propio ejemplo y espíritu. Debemos ser buenos antes que podamos obrar el bien. No podemos ejercer una influencia transformadora sobre otros hasta que nuestro propio corazón haya sido humillado, refinado y enternecido por la gracia de Cristo. Cuando se efectúe ese cambio en nosotros, nos resultará natural vivir para beneficiar a otros, así como es natural para el rosal producir sus flores fragantes o para la vid sus racimos morados.[24]

Elena de White es bastante clara con su mensaje, tenemos que estar en armonía con el cielo, no esperamos cambiar las vidas de las personas si la nuestra aún no ha cambiado, como pastores consejeros tenemos que estar en armonía con nuestro padre celestial, solo así podremos ofrecer buena influencia sobre los demás. Los conocimientos sobre consejería son importante pero sin Dios no valen nada.

En lo personal creo que los pastores deberían dedicar tiempo a su preparación como consejeros, las personas siempre estarán en busca de alguien de confianza, alguien que los escuche, y que mejor persona que el pastor consejero. Seamos buenos consejeros y pidamos la sabiduría de Cristo.

Bibliografía

[1] Cecilia Albalá, Claudia Bravo, Consejería en vida sana (Chile: Ministerio de Salud), 2.

[2] Howard Clinebell, Asesoramiento y cuidado pastoral (Buenos Aires: Nueva Creación, 1995), 45

[3] Fausto R. Lora Paulino, la consejería pastoral como disciplina (Decatur, Georgia.: Libros Asociación para la Educación Teológica Hispana, 1997), 45.

[4] Alexis Fernández Jiménez, Manual de Consejería Pastoral Ministerio de evangelismo y misiones. 6.

[5] Francis A. Schaeffer, Genesis in Space and Time (Illinois: InterVarsity Press, 1972), 85.

[6] Gerhard von Rad, El libro del Génesis (Salamanca: Ediciones Sígueme, 1977), 110.

[7] Daniel S. Schipani, Psicología y consejo pastoral (Libros AETH, 1997), 13.

[8] Ibíd., 16.

[9] Elena de White, La Educación Cristiana (Miami Florida: Asociación Publicadora Interamericana, 1975), 110.

[10] Gary R. Collins, Consejería Cristiana Efectiva (Michigan: EDITORIAL PORTAVOZ, 1997), 13.

[11] Gordon D. Pike, Consejería: La Otra Cara Del Discipulado (Barcelona, España: Editorial CLIE, 2004). 11.

[12] Jaime Morales Herrera, Consejería Bíblica Para Todos (San José, Costa Rica: CLIR, 2008), 64.

[13] S. Schipani., 21.

[14] Ibíd., 22.

[15] Ibíd.

[16] Herrera, 65.

[17] Schipani, 23.

[18] Nolan R., ¿Cómo podemos ayudar a los pacientes para iniciar cambios? (1995), 16.

[19] Elena de White, Testimonio para la iglesia Tomo 5 (Florida: Asociación Publicadora Interamericana, 1998), 529.

[20] Collins., 61.

[21] Ibíd., 62.

[22] Ibíd.

[23] Ibíd., 63.

[24] Elena de White, Mente Carácter y Personalidad (Miami Florida: Asociación Publicadora Interamericana, 2007), 407-408.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: